Una visita a Bahía Sur, un centro comercial que siente y vive la naturaleza

Una visita a Bahía Sur, un centro comercial que siente y vive la naturaleza

Una visita a Bahía Sur, un centro comercial que siente y vive la naturaleza | Fuente: Textos y Fotos: Laura Moreno.

Este verano hemos tenido la oportunidad vivir una experiencia única de compra ya que, cuando uno va a un centro comercial, piensa que tendrá la oportunidad de contar con multitud de tiendas y restaurantes entre los que elegir donde pasar el rato y realizar compras, o donde encontrar un cine o una bolera para divertirse con amigos o familiares.

Una visita a Bahía Sur, un centro comercial que siente y vive la naturaleza

Pero Bahía Sur se encuentra ubicado en el corazón del Parque Natural Bahía de Cádiz y todo lo que allí sucede es mágico y diferente. Su Paseo Marítimo se ha convertido en un punto de encuentro para pequeños y mayores donde se realizan actividades enfocadas al cuidado y respeto de la naturaleza.

Una visita a Bahía Sur, un centro comercial que siente y vive la naturaleza

En su programa de verano han tenido lugar todos los jueves sesiones gratuitas de Ashtanga Yoga en un marco incomparable, al aire libre y con la puesta de sol sobre la ciudad de Cádiz como escenario. Los viernes se han reservado para actuaciones de magia, samba brasileña, espectáculos de danza aérea o de flamenco o malabares.

Una visita a Bahía Sur, un centro comercial que siente y vive la naturaleza

Y los sábados los peques han aprendido valores medioambientales en su ‘Campamento de Naturaleza’ con talleres de la Ballena Bahía (¡el esqueleto real de una cría de ballena que recuperó el centro comercial!), plantas aromáticas, gymkanas deportivas o la práctica de piragüismo en las aguas de la Bahía.

Una visita a Bahía Sur, un centro comercial que siente y vive la naturaleza

Sin saber qué nos íbamos a encontrar, nuestro plan resultó completo: llegamos por la mañana para realizar algunas compras, ya que todavía quedaban gangas veraniegas que aprovechar. A la hora de comer, hicimos una parada para reponer fuerzas en uno de sus restaurantes con terraza; nuestra elección fue Fogón de Mariana, cocina mediterránea con producto local y de temporada (no os perdáis sus carnes de La Janda y otras recetas propias como el salmorejo, las ‘papas aliñás’ o cualquiera de sus chacinas).

Una visita a Bahía Sur, un centro comercial que siente y vive la naturaleza

Por la tarde nos apetecía disfrutar del entorno y nos acercamos a Recepción para que nos aconsejaran sobre alguno de sus planes al aire libre. Cuál fue nuestra sorpresa cuando nos cedieron unos prismáticos para observar las aves que habitan el parque y dos bicicletas para darnos un paseo y disfrutar del entorno, con una recomendación de ruta de ‘la sal y los molinos mareales’ donde descubrimos, además de playas infinitas, un sendero que conecta Cádiz con San Fernando y que está rodeado de patrimonio histórico natural y arquitectónico.

Una visita a Bahía Sur, un centro comercial que siente y vive la naturaleza

Después de nuestra expedición decidimos volver al centro y disfrutamos de una puesta de sol con música en directo ya que, todos los días del verano, han dedicado un tema musical a un motivo que aporte valor al medio natural que nos rodea.

Sin duda, un espacio comercial diferente que nos ofreció una nueva manera de mirar los centros comerciales como puntos de encuentro que van más allá de las compras.


3/5 (2 Reviews)