Turismo Ornitológico: El Estrecho de Gibraltar desde el aire

Turismo Ornitológico: El Estrecho de Gibraltar desde el aire | Fuente: Textos y fotos: Miguel González (Huerta Grande). Todos los derechos reservados.

En el cielo no hay fronteras ni obstáculos que superar, tan solo algunas barreras naturales que son las que frenan el vuelo de las aves migratorias. Es precisamente cuando sufren estas limitaciones donde podemos apreciar la grandeza y magnitud de estos animales.

El Estrecho de Gibraltar

El Estrecho de Gibraltar, a caballo entre dos continentes, es un lugar ideal para la observación ornitológica, ya que es uno de esos lugares donde se canaliza el movimiento migratorio de las aves terrestres (planeadoras y no planeadoras). La masificación de estas, cuando cruzan de un continente a otro o cuando pasan del Atlántico al Mediterráneo, propicia su observación.

Un auténtico laberinto de rutas que nos permiten disfrutar de uno de los mayores espectáculos de la naturaleza; las migraciones de incontables aves que dos veces al año planean sobre nosotros.

Las migraciones

La migración surge de la necesidad del ave de buscar las condiciones óptimas para su alimentación. Las aves terrestres migratorias viajan de África a Europa para la época de reproducción a comienzos de la primavera y realizan el viaje contrario en otoño para volver a sus zonas de invernada.

El caso de las aves marinas es lo mismo, solo que ellas realizan estos viajes siempre sobre el mar.

Debido a la enorme cantidad de especies y rutas, no hay ninguna época en la que no haya aves sobrevolando la comarca. Aunque los mejores momentos se dan entre los meses de febrero y mayo y agosto y noviembre.

Aves planeadoras

Las aves más esperadas por los observadores son las rapaces y cigüeñas debido al tamaño, la forma de sus agrupaciones y la dificultad con la que hacen el cruce.

Hay más de 20 especies de rapaces, dos de cigüeñas y la grulla común. Si quieres observarlas tendrás que considerar la época del año y el viento que predomine. Existen varios observatorios de uso público, aunque prácticamente desde cualquier parte puedes apreciar sus vuelos a la perfección.

Una experiencia que no te puedes perder

Algunas de las experiencias que no deberías perderte en cuanto a observación ornitológica son:

Cuando llegan las rapaces al litoral en primavera, siendo Punta Carnero y Punta Camorro los mejores lugares para ello.
– El éxodo de las cigüeñas blancas a finales de julio, siendo Cazalla y el Puerto de Bolonia dos de los mejores sitios para vivir este momento.
– La migración masiva de rapaces durante el mes de septiembre, la cual podrás apreciar desde los observatorios de Cazalla y Algarrobo.
– Migración de buitres leonados durante los meses de octubre y noviembre, siendo los observatorios de El Cabrito y el Mirador del Estrecho los dos mejores lugares para presenciar este fenómeno.
– La migración de aves marinas y fringílidos, siendo el lugar ideal Punta Marroquí, situado en la Isla de las Palomas, entre los meses de octubre y noviembre.
– La Janda en invierno para ver rapaces y grullas.

El cielo de Tarifa pertenece a las aves.

(Artículo elaborado por Miguel González de Huerta Grande, un lugar ideal para hospedarte y  practicar turismo ornitológico y activo relacionado con la naturaleza en el Estrecho del Gibraltar).