Vejer de la Frontera

Vejer de la Frontera | Fuente: Textos: Patronato Provincial de Turismo. Fotos: Destino Cádiz.

“Vejer de la Frontera es una de las joyas de la Provincia de Cádiz. Sus bellas calles y entorno natural, convierten esta villa en uno de los destinos turísticos favoritos en la Provincia de Cádiz. Su término municipal cuenta con la maravillosa playa del Palmar y una excepcional oferta de turismo activo. Un lugar único para relajarse y disfrutar. ”

Asentada en una bella colina, el legado árabe se plasma en su arquitectura popular y en el urbanismo de barrios como el de la Judería. Amurallada desde siempre, aún conserva en buen estado varias torres (del Mayorazgo, de San Juan y de la Corredera) y las cuatro puertas de la villa medieval integradas a la perfección en el conjunto urbano: la del Arco de la Segur, la de la Villa, la de Sancho IV y la Puerta Cerrada. El castillo (siglos XI-XVI) se sitúa en la parte más alta del casco antiguo, accediendo a él por un bello arco de herradura. Combina elementos musulmanes y cristianos.
La arquitectura sacra ha dejado también magníficos ejemplos: la Iglesia Parroquial del Divino Salvador (siglos XIV-XV) domina el caserío desde arriba y muestra una bella evolución del arte gótico-mudéjar, renacentista y barroco; la Iglesia de las Monjas Concepcionistas con el Arco de las Monjas; el Convento Hospedería de San Francisco y, en las afueras, se encuentra la Ermita visigoda de Nuestra Señora de la Oliva. Entre sus edificios civiles sobresalen el Palacio barroco del Marqués de Tamarón y la Casa del Mayorazgo, ambos del siglo XVIII, o los Molinos de Viento de San Miguel (siglo XIX).
Vejer de la Frontera cuenta, a tan sólo 9 kilómetros de su núcleo urbano, con una de las playas más famosas del litoral gaditano, la playa de El Palmar. Sus finas arenas doradas se extienden a lo largo de más de 4 kilómetros y contrastan con la claridad de sus aguas y un bonito entorno natural. El viento de la zona es el aliado de los aficionados al windsurf.