La Línea de la Concepción

La Línea de la Concepción, frontera con Gibraltar, posee un conjunto de atractivas playas donde se puede practicar cualquier tipo de deporte náutico. La ciudad cuenta con una importante oferta museística que justifican la visita

La Línea de la Concepción | Fuente: Textos: Patronato Provincial de Turismo. Foto: Francisco Gallardo.

“La Línea de la Concepción, frontera con Gibraltar, posee un conjunto de atractivas playas donde se puede practicar cualquier tipo de deporte náutico. La ciudad cuenta con una importante oferta museística que justifican la visita.”

Su origen es la Línea de Contravalación, que mandó construir Felipe V durante los sitios de Gibraltar del siglo XVIII, impidiendo así el paso por el istmo que la une con el Peñón. Terminada la Guerra de Independencia (1810) los civiles que comenzaron a llegar al calor de los trabajos que les ofrecía Gibraltar, edificaron al amparo de las ruinas de las líneas fronterizas chozas y barracas. Este será el germen del primer núcleo de población de la Línea que tomará el nombre de Concepción en honor a la patrona del cuerpo de la Infantería (muy vinculado a su historia).
Posee un urbanismo de connotaciones coloniales, conservando una torre almenara (siglos XVI) y restos de los fuertes de Santa Bárbara y San Felipe (siglo XVIII), además de la Iglesia de la Inmaculada.
En la ingente oferta museística tienen cabida desde el Museo Cruz Herrera, al Museo del Istmo, con fondos arqueológicos y el Museo Taurino Municipal Pepe Cabrera, uno de los más importantes de España en su género.
Uno de los principales atractivos turísticos son sus playas: La Alcaidesa, El Burgo, La Hacienda, La Atunara y, sobre todo, la de Poniente. En ellas se puede practicar cualquier tipo de deporte náutico, como la vela, el esquí acuático, el windsurf o la pesca deportiva. Muy cerca de la ciudad se encuentra el Parque Natural de los Alcornocales.