Aprender kitesurf en Tarifa: otra forma de enamorarse del sur.

kite-local-surf-tarifa-kite-camp-diciembre

Aprender kitesurf en Tarifa: otra forma de enamorarse del sur. | Fuente: Por Celia Pérez del Cubo. Fotos y fuente de Texto: Kite Local School, Tarifa Air Force, Ozu, Kitecamp Tarifa, B3, El Lola y Gravina.

Aprender kitesurf en la meca de los deportes extremos acuáticos es posible. Si Tarifa, con sus más de 3.000 horas de sol y 285 días de viento al año ya te había enamorado, ahora querrás quedarte a vivir. Y si aún no has estado, esta es tu oportunidad para dejarte seducir por ella.

Ya en el siglo XII los orientales utilizaban cometas para tirar de pequeñas embarcaciones. A lo largo de los años la técnica ha ido evolucionando hasta convertirse en el deporte que hoy en día conocemos y que cada vez practica más gente.

¿qué es el kitesurf y cómo podemos aprenderlo?

Es un deporte que se practica deslizándose sobre el agua mediante una tabla de wakeboard. El kiter, que es la persona que practica este deporte, lleva un arnés al que se enganchan las distintas líneas que van conectadas a la cometa, que es la que tirará del kiter, gracias al viento y a la dirección que el deportista marque.

En cuanto al estilo, las condiciones climáticas de Tarifa permiten practicarlos todos, desde freeride y freestyle, que son estilos libres, a wave riding y airstyle que precisan de una técnica y trucos más complejos.

Dónde practicarlo

En Tarifa encontrarás muchísimas escuelas de deportes acuáticos, tanto en el pueblo como en las playas, donde podrás aprender kitesurf pero también otros como surf, windsurf, paddle surf o kayak con muchísima flexibilidad a la hora de aprender solo o en grupo y clases sueltas o cursos completos.

B3 trabaja desde el año 1993 satisfaciendo a miles de clientes en el mercado de kitesurf, windsurf, sup, surf y wake, confiando en marcas de prestigio como Naish, Slingshot, Gath, Surf Logic, Creatures, etc. Además, B3 apuesta por la fabricación propia de productos con las marcas Isup, Isurf, KGB y B3, logrando así precios realmente atractivos sin afectar a la calidad final del producto.

A la hora de aprender y practicar kitesurf o cualquier otro deporte extremo hay que tener en cuenta dos cosas: el viento y los kite spots.

En Tarifa sopla el levante (E) y el poniente (O). El levante es un viento más complicado, con el que hay que utilizar cometas pequeñas o medianas y hay que dirigirse a playas como la de Valdevaqueros o Punta Paloma. Si el viento es de poniente puedes usar cometas medianas o grandes y la mejor playa para aprender kitesurf en Tarifa sería la de Los Lances, tanto la zona norte como la sur, aunque en esta última no está permitida la práctica de estos deportes durante la temporada estival.

Debido a la masificación que sufren estas playas en verano, las zonas habilitadas para kiters y demás deportistas están muy acotadas pero el resto del año podrás aprender kitesurf en cualquiera de ellas.

Dónde comer y alojarte en Tarifa

A la hora de hacer una pausa para comer en Tarifa puedes encontrar varios chiringuitos en la playa donde deleitarte con pescado fresco de Cádiz o si lo prefieres, comer en el pueblo donde también descubrirás bares y restaurantes con la comida más tradicional del pueblo; berza de tagarninas, embutidos, chichar rones, etc.

Flamenco es más que música, y eso lo saben en el LOLA, un local que en pocos años se ha convertido en todo un clásico de Tarifa. Buena comida, buena musica y un no sé qué que te obliga a volver

Para dormir, Tarifa dispone de todo tipo de alojamientos, campings, hostales y albergues juveniles, hoteles, apartamentos, etc. Un sinfín de posibilidades para elegir el alojamiento que mejor se adapte a tus necesidades

El Hostal Gravina se encuentra en el centro de Tarifa, a 10 minutos a pie de la playa. Está decorado en estilo andaluz con toques modernos y ofrece conexión WiFi gratuita en todas las instalaciones

Qué hacer en Tarifa

Tarifa además te da la oportunidad de perderte por las calles y callejones de su pueblo, pasear por edificaciones que datan de la época romana como Baelo Claudia, conocer la historia entre musulmanes y cristianos a través del Castillo de Guzmán el Bueno o la Torre Guadalmesí e incluso ver las costas marroquíes desde el Mirador del Estrecho.

Tarifa no es solo el lugar ideal para aprender nuevos deportes como el kitesurf sino una invitación a la conexión con su riqueza, su patrimonio natural y cultural y sobre todo sus gentes y forma de vivir. La tranquilidad, alegría y buen vivir de los tarifeños harán que no quieras irte nunca.

¿Te animas?